Primera Compañía de Bomberos de Concepción

 

 

Desde 1883 - 2018

 

 

 

 

Primera Compañía de Bomberos de Concepción

 

  PRIMERINOS POR EL MUNDO

 

 Christian Huerta / Jaragua Do Sul-Brasil

ENVIANOS TU FOTO

 

  COMPAÑÍAS CANJE

 

 

 

 

 

  133° ANIVERSARIO

 

133° Aniversario Primera Compañía

 

 

 

  NOTICIAS | PRIMERA COMPAÑÍA

 

A un año del terremoto: no bajar la guardia

El pasado domingo 27 de febrero se conmemoró el primer aniversario del terremoto -y posterior tsunami- que azotó la zona centro – sur, a fines del verano del 2010. El número oficial de fallecidos tras la sacudida se cifró en 523 y otras 25 personas jamás fueron encontradas. En distintas actividades el país recordó a las víctimas del movimiento telúrico de 8.8° y, en cierta medida, se cerró uno de los capítulos más amargos que Chile recuerde tras una catástrofe natural.

De todos modos, en este momento no se debe bajar la guardia. Aunque no existe forma de anticipar un nuevo movimiento telúrico, la posibilidad que vuelva a ocurrir un fenómeno similar es alta: éste es un país reconocido como propenso a estas sacudidas -como también a la alta actividad volcánica- y lo mejor es estar preparados para ello.

Los organismos gubernamentales encargados de la seguridad pública han sido enfáticos en señalar que recogieron las experiencias, modificando todos aquellos protocolos que no funcionaron del modo deseado aquella noche de febrero, y también, adoptaron nuevas medidas para suplir aquellas acciones consideradas insuficientes.

Por su parte, Bomberos de Chile –organización que mantuvo una destacada participación desde el primer minuto de ocurrido el terremoto- dio un paso más en torno a su profesionalización y acreditará, desde marzo próximo, a todos sus grupos de búsqueda y rescate urbano, método de salvamento utilizado en estas ocasiones, conforme a lo que estándares internacionales exigen.

Sin embargo, toda esta preparación, orientada a la ayuda de los sobrevivientes tras un violento movimiento de la tierra, no tendrá bueno resultados si la ciudadanía olvida con facilidad los devastadores efectos que tienen estos fenómenos y no toman medidas para mitigar los riesgos.

Por eso, nunca es tarde para adoptar una serie de hábitos y medidas con el propósito de identificar los riesgos existentes en su domicilio o lugar de trabajo y corregirlos a tiempo.

Así, se deben realizar acciones tan sencillas como sujetar de manera segura estantes y lámparas o sistemas de iluminación que puedan estar adosados a las paredes y/o el techo. Además, adornos y objetos en general de mayor peso, o frágiles, deberían situarse en las partes bajas de muebles o estructuras afines. Bajo ningún punto de vista cuelgue espejos o cuadros en las paredes próximas a una cama, sofás o espacios que un grupo familiar pueda utilizar con frecuencia (como el comedor o una sala de juegos).

Si habita en un departamento debe asegúrese que en el balcón o terraza no existan objetos como maceteros o adornos que puedan caer al vacío en caso de un sismo violento.

Es fundamental, y su responsabilidad absoluta, revisar periódicamente que la instalación de gas no tenga escapes. De existir una fuga, ésta podría transformarse en uno de los principales riesgos post terremoto, dado el alto nivel de inflamabilidad que posee este combustible. Todos los integrantes del grupo familiar deben saber cortar el suministro, desde la llave de paso.

Identifique y comente con su grupo familiar cuáles son los espacios seguros al interior de su domicilio. Por lo general, estos serán aquellos alejados de ventanales y estantes, y la experiencia sugiere que sean próximos a mesas, sofás (sillones) y camas y/o junto a los puntos fuertes de la casa.

Durante y después… A 365 días del terremoto, la cantidad de videos que captaron el momento exacto del sismo se multiplican por cientos en youtube y en los medios de comunicación. En esas imágenes se puede apreciar la reacción que la gente esa noche y aunque en muchas ocasiones no quedan muchas más cosas que hacer, salvo afirmarse, la reacción de los primeros instantes puede marcar la diferencia.

En el instante en que ocurra el movimiento, ante todo, tranquilícese. Tenga certeza que éste acabará pronto y transmita confianza a quienes se encuentren a su alrededor, sobre todo si son menores. Evite correr hasta las salidas de una edificación, si se encuentra en el interior, o viceversa. Esa actitud solo aumentará el riesgo de sufrir un accidente. De ser posible, diríjase a los puntos seguros que previamente a identificado en la construcción.

Si se encontraba cocinando, asegúrese de cortar la llama de la cocina. Además, cesado el movimiento, corte el suministro de gas y la energía eléctrica.

No utilice, bajo ningún motivo, fósforos o encendedores aunque este sea el único método de iluminación. Recuerde que la posibilidad de una fuga de gas es alta tras un movimiento de estas características.

Salvo que sea estrictamente necesario comunicarse con bomberos o el servicio de atención médica de urgencia (SAMU), no utilice el teléfono. Encienda una radio para recibir información o instrucciones de las autoridades. Si Ud. está en cercano al borde costero, recuerde que ante cualquier sismo que le impida mantenerse en pie, lo mejor es evacuar con calma hacia zonas altas.

Cuando el sismo haya terminado, no olvide que una serie de réplicas se repetirán por los siguientes días. Además, recuerde utilizar algún calzado en todo momento ya que existirán vidrios y materiales punzantes repartidos en el piso. Tenga precaución al abrir un closet o estantes. Podría ocurrir el desequilibrio de algunos objetos almacenados y estos podrían caer, causando un problema evitable. Cerciórese que el paso de gas fue interrumpido, y mediante el olfato revise algún posible escape.

Tenga precaución con beber el agua potable de la red, las primeras horas. Lo mejor es utilizar agua almacenada con anterioridad.

Si tiene que evacuar su domicilio (hágalo solo en caso de ser necesario) preocúpese de alejarse de otros edificios, árboles y tendido eléctrico. Dentro de lo posible, intente desplazarse alrededor de áreas abiertas y si debe ocupar su automóvil, evite transitar por puentes o bajo pasos bajo nivel. Además, es práctico fijar, con anterioridad, un punto de encuentro, distinto a su hogar.

Mentalice estos procedimientos básicos, que le podrán ayudar a enfrentar una situación tan impredecible como un nuevo terremoto. Aplique las acciones preventivas descritas y asegúrese que su grupo familiar, o su entorno más próximo (como sus compañeros de trabajo), también sigan estas recomendaciones, que tiene como finalidad prevenir accidentes.

DV


Escrito por webmaster, el Domingo, 06 de Marzo 2011

 

 

 

Primera Compañía de Bomberos de Concepción

  CENTRAL CBC

 

 

  DESTACADOS

 

 

SEC focaliza plan para reducir riesgos por gas en colegios y hospitales
Explosión en Sanatorio Alemán
Incendio destruyó cuatro casas en sector Pedro del Río

 

 

 

 

 

 

 

Primera Compañía de Bomberos de Concepción

Copyright ©  Primera Compañía 2002 - 2018 | Salas N° 347 - Concepción Fono: (41) 2229269 Concepción - Chile