Primera Compañía de Bomberos de Concepción

 

 

Desde 1883 - 2018

 

 

 

 

Primera Compañía de Bomberos de Concepción

 

  PRIMERINOS POR EL MUNDO

 

 Christian Huerta / Jaragua Do Sul-Brasil

ENVIANOS TU FOTO

 

  COMPAÑÍAS CANJE

 

 

 

 

 

  133° ANIVERSARIO

 

133° Aniversario Primera Compañía

 

 

 

  NOTICIAS | PRIMERA COMPAÑÍA

 

Las nuevas tecnologías en automóviles y los desafíos en el rescate vehicular

En el mundo automotriz, los modelos de autos han evolucionado de manera sustancial con el paso de los años. Hace 25 años la mayor novedad fue la incorporación de airbags en los vehículos. En la actualidad, esta herramienta se encuentra en su cuarta generación, cuyos dispositivos han cambiado rotundamente y ahora funcionan de manera “inteligente”, capaces de discernir cuándo y en qué parte del auto deben actuar al momento de un impacto.

De la misma forma, algunos autos ya no usan gasolina como en épocas anteriores, sino que otro tipo de combustibles o generación de fuerzas como gas o electricidad, haciendo que el funcionamiento y por ende las características del vehículo cambien rotundamente y que en caso de un accidente, los riesgos y procedimientos de rescate sean distintos a los que se empleaban.

Estos son algunos ejemplos de cómo han progresado los diseños y fabricación de los automóviles, en que toda esta nueva gama de características automotrices ha provocado que el procedimiento de los rescates vaya evolucionando y que la capacitación sea la piedra angular, según lo indicado por el instructor en Rescate Vehicular de la Academia Nacional de Bomberos, Adolfo Grillo.

 Con el paso de los años, las ciudades han ido cambiando en su diseño y por ende en sus autopistas. Ahora tenemos verdaderas carreteras que cruzan toda una ciudad y que diariamente son utilizadas por miles de automovilistas.

Asimismo, autos modernos y más veloces han aparecido en el mercado donde algunas  pistas construidas hace ya varios años, no están diseñadas para el paso de estos bólidos.

Esto ha llevado a que en algunas ciudades se produzcan accidentes vehiculares que antes no ocurrían o la tasa de este tipo de emergencias era muy baja, pero con la construcción de estos nuevos caminos, la situación cambió y pasaron a ser un tema central para los bomberos.

Un caso emblemático, es lo que ocurre en la ruta I-90, popularmente denominada como “Ruta de la Muerte”, donde los accidentes de alta energía, con riesgo vital oscila en los 20 llamados semestrales, mientras que los accidentes vehiculares en general, se encuentra en una tasa de alrededor de 300 sucesos anuales.

El Cuerpo de Bomberos de Placilla es una de las ocho instituciones bomberiles que cubre esta vía que une San Fernando con Pichilemu y según su Comandante, Christian López, desde el año 2000, cuando comenzó a expandirse el parque automotriz, se produjo un considerable aumento de accidentes que en el 2002 obligó a los voluntarios a adoptar la especialidad de rescate vehicular.

En el mundo actual, la construcción de los nuevos automóviles trae consigo nuevos elementos y sistemas que anteriormente eran impensados y que por ende, generaban que los trabajos en rescate vehicular no tuvieran contemplado distintos aspectos que hoy en día se deben tener en cuenta al momento de ejecutar un plan de salvataje de personas.

Según lo dicho por el Instructor Grillo, estos nuevos desafíos en materia de rescate vehicular se pueden resumir en los siguientes aspectos:

En primer lugar hay que asegurar la escena. La velocidad de los autos, las modernas autopistas y el alto tráfico, obligan a que en un accidente no se pueda cortar el flujo vehicular como hace 15 años atrás.

Actualmente hay normas que indican cómo se debe estacionar una pieza de material mayor, con el fin de que la propia máquina sirva como una barrera física para los operadores y que a la vez  permite el flujo de automóviles por las pistas del lado.

Además, la posición en que debe quedar estacionada la pieza de material mayor también se encuentra regulada, para que las herramientas hidráulicas queden en dirección al auto y la torre de iluminación se dirija al vehículo colisionado y no encandile al resto de los conductores, al igual que la señalética que debe tener el carro de emergencia, por ejemplo.

Un segundo desafío que tienen los bomberos, es con las baterías de los automóviles. La tendencia mundial indica que el lugar donde tradicionalmente va instalado este aparato, ya no se encuentra en el capot de un auto, sino que en partes interiores.

En Estados Unidos sólo el 40 por ciento de los fabricantes mantiene este sistema en la parte delantera. El resto, lo está instalando en otros compartimentos del vehículo.

Asimismo, el consumo eléctrico ahora es mucho mayor debido a los distintos dispositivos electrónicos con que cuentan los autos. Televisores, sensores de distancia, equipamientos de audio con dvd, por ejemplo, hacen que los autos tengan mayor consumo, exigiendo que haya dos baterías.

Esto produce que ante un accidente, se deban desconectar las dos baterías, ya que al hacerlo con una sola, el vehículo sigue energizado y pone en riesgo a todas las personas que están involucradas en la escena.

Un tercer desafío son las hojas de seguridad, que son una verdadera radiografía de cada auto. En el caso de salir a algún llamado, un software contiene la información del modelo del auto impactado y en algún choque o colisión, este sistema entrega una ficha técnica del auto involucrado, indicando los compuestos con que está construido el auto, la ubicación de los airbags, pretensores de seguridad, entre otros.

Las aleaciones de las carrocerías también han evolucionado. Construidas de acero, estas estructuras  dependiendo del porcentaje de carbono que tengan, va a ser más o menos robusto y por ende más o menos pesado el auto.

Todo esto provoca que en caso de un rescate haya partes en que sea más difícil cortar el auto y que en definitiva no se pueda lograr este objetivo. Es por esto, que los nuevos automóviles traen indicados en los pilares los sectores donde se puede ejecutar el corte y así realizar todos los procedimientos de salvataje del herido.

El sistema de protección pasiva, que anteriormente consideraba sólo los airbags, ahora también lo conforman las barras antivuelco, pretensores del cinturón de seguridad y preconectador del borne positivo de la batería.

En el segundo de estos elementos, en el caso de los autos descapotables las barras delanteras ahora están reforzadas con aleaciones especiales en los pilares delanteros para que no colapsen y puedan contener el golpe, además de contar con un sistema de barras antivuelcos que se eyectan cuando los sensores del vehículo se percatan que las cuatro ruedas se encuentran en el aire.

En esta gama también se encuentran los pretensores del cinturón de seguridad, los cuales se caracterizan porque impiden que al momento de un impacto se produzca el conocido “golpe de látigo”, que en la mayoría de los casos generan lesiones en el cuello de los automovilistas.

La nueva tecnología automotriz trae un preconector del borne positivo de la batería, el cual manda una señal al momento de una colisión o choque indicando que se debe desconectar del dispositivo al cual se encuentra acoplado, haciendo que el sistema eléctrico quede completamente desligado del resto del motor y se evite correr algún riesgo en este sentido.

Este es el nuevo mundo en el que los bomberos deberán desenvolverse de aquí a un corto plazo, donde las medidas de seguridad ya están cambiando y con ello el tipo de emergencias, las cuales aunque siguen siendo rescate de personas atrapadas en vehículos, el contexto ha ido variando, ya sea por el nuevo diseño de los autos o de las mismas calles donde circulan día a día los millones de chilenos a lo largo del todo el país.

Bomberos.cl


Escrito por webmaster, el Viernes, 21 de Enero 2011

 

 

 

Primera Compañía de Bomberos de Concepción

  CENTRAL CBC

 

 

  DESTACADOS

 

 

SEC focaliza plan para reducir riesgos por gas en colegios y hospitales
Explosión en Sanatorio Alemán
Incendio destruyó cuatro casas en sector Pedro del Río

 

 

 

 

 

 

 

Primera Compañía de Bomberos de Concepción

Copyright ©  Primera Compañía 2002 - 2018 | Salas N° 347 - Concepción Fono: (41) 2229269 Concepción - Chile